Ranking Universidades Latinoamericanas U. AUSTRAL 2° en Arg; 13° entre las mejores 250 universidades ; 1° entre las universidades pequeñas, con menos de 5000 alumnos; 1° entre las universidades jóvenes,

La Universidad Austral se ubica en el puesto 13 de América Latina, según el ranking elaborado por la consultora británica QS (ver desde aquí). La Austral es la segunda mejor ubicada de la Argentina, y la mejor universidad privada del país en el listado general.

En la Argentina

  • de la UBA (8° en el Ranking general)
  • 1° universidad privada del país
  • 1° en la relación profesor/alumno

En Latinoamérica

  • 13° entre las mejores 250 universidades
  • 1° entre las universidades pequeñas, con menos de 5000 alumnos
  • 1° entre las universidades jóvenes, con menos de 25 años
  • 8° según la visión de las empresas empleadoras
  • 10° en la relación profesor/alumno
Anuncios

Régimen de Pasantías para el Nivel de Educación Secundaria del Sistema Educativo Nacional

El articulo comenta la noticia del lanzamiento de la reglamentación del sistema de pasantías de nivel secundario que establece los requisitos mínimos para todas las jurisdicciones. Enuncia los principales tópicos y hace una breve valoración del decreto

 
La presidenta reglamentó dos leyes fundamentales del sistema educativo: la Ley de Educación Nacional y la Ley de Educación Técnico Profesional . Con el Decreto 1374/2011 se establecen las pautas mínimas que deben tener las pasantías en cada jurisdicción. Las provincias y la CABA podrían utilizar sus propias normativas, sin alterar la política educativa nacional.

De esta manera, concluye una resolución del Consejo Federal de Educación del año 2009 que dispuso fijar pautas uniformes para todo el país.

La reglamentación también viene a cubrir algún vacío legal ocasionado por la ley de pasantías nacional de 2008 que derogó expresamente leyes y decretos referentes a las pasantías.
Según el nuevo régimen, para que haya pasantía es necesario :

1. La realización de prácticas relacionadas con educación y formación,
2. por parte de alumnos de la educación secundaria en cualquiera de sus orientaciones y modalidades,
3. efectuadas en empresas e instituciones, de carácter público o privado,
4. bajo la organización, control y supervisión de la unidad educativa,
5. que forme parte de la propuesta curricular y
6. durante un lapso determinado.

Es interesante destacar que los estudiantes podrán realizar pasantías a partir del cuarto año, con por lo menos 16 años de edad (no hay edad máxima) por hasta 20 horas semanales en un plazo máximo de seis meses, con una duración mínima de 100 horas. En esta instancia no se menciona la carga horaria máxima por jornada.

Asimismo, limita el cupo de pasantes según el número de trabajadores en el establecimiento, incluyendo a los familiares. De esta manera, cuando los empleados sean hasta cinco se podrá reclutar a un pasante, dos cuando sean entre 6 y 10; tres entre 11 y 25; cuatro entre 26 y 40; y cinco entre 40 y 50, y no más del 10% cuando sobrepase a los 50.

Las pasantías están cubiertas por la ART de la empresa y los seguros de la entidad educativa.
No se genera relación laboral. El decreto vuelve a cometer un error de redacción que, seguramente viene de una antigua ley , diciendo que no se genera relación jurídica alguna. Se entiende, lógicamente, que se refiere al tema laboral.

Asignación estímulo: de carácter obligatorio, aunque no se menciona referencia alguna, ni si ésta es para para viajes, gastos escolares y erogaciones derivadas del ejercicio de la Pasantía. Es un tema no menor que ha dado origen a serios debates a nivel nacional y provincial.

Afortunadamente, el decreto es respetuoso de la concurrencia de las provincias en las normas educativas, según los siguientes criterios:
1. La educación es facultad concurrente entre la Nación y las provincias.
2. A la Nación le corresponde establecer la política educativa dictando planes de instrucción general. De esta manera, la Nación, mediante el decreto, reglamenta dos leyes que expresamente enfatizan la necesidad de articular educación y trabajo.
3. Las provincias pueden legislar en todos los niveles de educación conforme a los objetivos establecidos por la nación. El decreto, deja en poder de las diversas jurisdicciones otros aspectos referentes al régimen de pasantías en el nivel secundario. Además, la reglamentación no alcanza a la educación no formal, universitaria provincial, Institutos de Educación Superior que no dependan de la Nación, ni para otro tipo de educación prevista en la Ley de Educación Nacional.
4. La relación entre la educación y el mundo del trabajo es regulada por la normativa con la que se rigen los establecimientos educativos de cada jurisdicción.
Contrariamente a la Ley de Pasantías Nacional, es un decreto el que reglamenta a la las leyes, no una resolución ministerial; el origen parece ser parte de la política educativa nacional y no producto de grupos de presión y, si bien el ámbito de aplicación es toda la nación, no se considera que se vulneren facultades no delegadas de las provincias. Por otro lado, es un régimen regular, ya que aplica la política pública nacional al régimen jurisdiccional, como una extensión de la formación académica. La Ley de Pasantías Nacional es un régimen de excepción, como ella mismo lo dice, no la aplicación de la política educativa nacional; seguramente deberá ser modificada en el caso de que se apruebe una nueva ley de Educación Superior.

Es interesante hacer notar que el decreto incluye modelos de convenios cuyos contenidos son de orden público y no tienen por finalidad solamente facilitar la redacción: los convenios son normativos.

Qué queda por resolver en adelante:
1. La adhesión por parte de las provincias al régimen de este decreto. Esto parece que es relativamente factible debido a que fue el Consejo Federal de Educación, formado por las máximas autoridades educativas de las provincias y la CABA, quien ha impulsado este cuadro normativo.
2. Los regímenes jurisdiccionales deberán concretar temas tales como carga horaria, extensión máxima, asignación estímulo y otras referentes a las particularidades de cada una.
3. Determinar si se incluyen en la misma normativa otras modalidades educativas en cada jurisdicción.
4. Difundir y fomentar dentro de los diversos Ministerios de Educación, la necesidad de darle cabal cumplimento a las leyes reglamentadas, con el espíritu de acercar los ambientes académicos a los del trabajo.

Conclusión:
La reglamentación del sistema de pasantías de nivel secundario está vigente y llenó el vacío legal que existía en algunas partes del país. Se hace conforme a lo previsto por nuestro régimen constitucional, estableciendo una política educativa con requerimientos mínimos que podrán completarse con ulteriores normas jurisdiccionales.

Cuestionan la ley que permite “matrimonio” homosexual

Participantes de las XXIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil, que se realizaron del 29 de septiembre al 1° de octubre en San Miguel de Tucumán, hicieron un serio cuestionamiento a la ley 26.618, que permite el llamado “matrimonio” entre personas del mismo sexo, y reclamaron que se preserve la identidad de los niños ante los intentos de legitimar la utilización de técnicas de fecundación artificial en caso de uniones de este tipo.

El encuentro académico, considerado uno de los más importantes de esta rama del Derecho, reunió a más de 2.000 profesionales.

En ese marco se aprobaron los siguientes despachos:

1) Inconstitucionalidad: Por una mayoría de 32 a 24 votos, se dictaminó que la ley 26618 es inconstitucional. Además, se recomendó derogar la ley 26.618 y establecer un régimen de convivencias asistenciales (22 votos por la afirmativa y 8 por la negativa).

2) Uniones de personas del mismo sexo y técnicas de fecundación artificial: El debate en la Comisión se detuvo en la problemática de las uniones de personas del mismo sexo que pretenden anotar como hijo “matrimonial” al hijo nacido de una de ellas. Esta situación ha provocado diversos fallos en la Ciudad de Buenos Aires con la pretensión de legitimar la llamada “comaternidad”. En este sentido, la Comisión dictaminó: “En materia de filiación por naturaleza, el Código Civil consagra el sistema binario (madre-padre), por lo que en el caso de matrimonio entre dos mujeres o de dos mujeres convivientes, el hijo gestado por una de ellas no puede tener dos madres. La gestante es la única madre del nacido” (34 votos por la afirmativa y 8 votos por la negativa).

Sobre la manera de determinar si la supuesta cónyuge de la mujer que da a luz es “madre” del hijo nacido por aplicación de las presunciones sobre paternidad en el matrimonio, se dictaminó que esa presunción (Art. 243 Código Civil) no es aplicable a la maternidad en los matrimonios de personas del mismo sexo (50 votos).

Además, específicamente se aclaró: “A la luz del derecho a la identidad del niño y de las normas civiles vigentes, en caso de que una mujer casada con otra mujer diera a luz un hijo, la filiación debe considerarse extramatrimonial” (29 votos por la afirmativa y 8 votos por la negativa).

3) Voluntad procreacional, filiación y derecho a la identidad: Como corolario de la aplicación de las técnicas de fecundación artificial con gametos de terceros o bien en casos de personas del mismo sexo, algunos postulan que la paternidad y maternidad se podría establecer en estos casos por la “voluntad procreacional” de los requirentes de las técnicas. Esta postura está presente en un anteproyecto de reformas del Código Civil que está en debate en la Argentina. En este sentido, en la Comisión 6 se aprobó un despacho que sostiene: “La voluntad procreacional no es fuente autónoma suficiente para fundar el estado de familia” (32 votos por la afirmativa y 17 por la negativa).

El motivo de fondo para rechazar esta idea de la voluntad procreacional es el respeto al derecho a la identidad de los niños. En este sentido, por unanimidad se aprobó un despacho que resguarda la unidad identitaria de los niños: “Los niños tienen derecho a que en la medida de lo posible se respete la unidad de todos los estratos de su identidad (genética, biológica, familiar, social y jurídica)”.

También por unanimidad se dictaminó: “La regulación diferenciada de los derechos de los hijos según el estado civil u orientación sexual de los padres vulnera el derecho a la igualdad. Es inconstitucional” (Unanimidad).

4) Maternidad subrogada y otros contratos: en relación a las propuestas de legalizar la maternidad subrogada o el alquiler de vientres u otros contratos sobre niños, también presente en el mencionado anteproyecto de Código Civil, se aprobó un despacho que afirma: “Debe prohibirse todo contrato que tenga por objeto manipular o suprimir aspectos de la identidad” (42 votos por la afirmativa, 3 por la negativa y 10 abstenciones).

5) Adopción: El tema de la adopción por parte de las uniones de personas del mismo sexo fue considerado en la comisión 6 y el despacho aprobado sostuvo: “Se propone la derogación de la adopción de integración del hijo del otro integrante del trato homosexual y que se establezca el impedimento de la posibilidad de adoptar en dichas circunstancias” (26 votos por la afirmativa y 11 votos por la negativa).

6) Responsabilidad del científico en casos de técnicas de fecundación artificial: otro de los despachos aprobados sostiene: “En caso de que se regularan las técnicas de fecundación artificial, debería constar de modo indubitable y explícito en todos los órdenes del derecho civil, la responsabilidad solidaria (no mancomunada) del médico o profesional interviniente en el proceso de fecundación” (por la afirmativa 30 votos y por la negativa 9 votos).

Para acceder al texto completo de las conclusiones, haga click acá
Informes: info@centrodebioetica.org o en la página de Internet http://www.centrodebioetica.org