Russia closes 700 schools amid dramatic drop in birth rates

http://www.rawstory.com/rs/2013/08/14/russia-closes-700-schools-amid-dramatic-drop-in-birth-rates/

By Agence France-Presse
Wednesday, August 14, 2013 10:53 EDT
Russia's Vladimir Putin (2nd L) visits a classroom in a high school in the Urals city of Kurgan, on February 13, 2012. (AFP)

More than 700 Russian schools are set to close this year because of a slump in the number of children of school age, Russia’s chief public health doctor said Wednesday.

Russia saw birth rates drop dramatically in the turbulent 1990s and its demographic situation has remained negative, with more deaths than births, ever since.

President Vladimir Putin last year urged Russians to have at least three children.

“We plan to close 733 schools this year,” said the outspoken public health official Gennady Onishchenko, quoted by the Interfax news agency. “You understand the reason: there aren’t enough children.”

“For some reason we have forgotten why we came into the world and we came with only one aim: to create new life, to continue our line,” said Onishchenko, who has three children.

Russia has more than 44,000 schools.

According to the state statistics agency, Russia saw 1.902 million births in 2012, up from 1.796 million in 2011, but there were still slightly more deaths than births.

A recent uptick in births is partly driven by a wave of immigrants from ex-Soviet states where larger families are the norm.

Russia has a population of 143.3 million. The state statistics agency has published a worst-case scenario showing that the population could fall to 130.8 million by 2030.

 

Calidad educativa: escuelas privadas y públicas no se sacan tanta diferencia

http://www.lanacion.com.ar/1610684-calidad-educativa-escuelas-privadas-y-publicas-no-se-sacan-tanta-diferencia

Jueves 15 de agosto de 2013 | Publicado en edición impresa

La Capital es el primer distrito de la Argentina en medir el nivel secundario; se relevaron 300 escuelas de todas las comunas; la brecha entre Sur y Norte no es tan amplia

Por Silvina Premat  | LA NACION

En una prueba de calidad y equidad educativa, tomada por el gobierno porteño, las escuelas secundarias de la ciudad se sacaron un seis.
En una escala que va del uno al diez, ése es el puntaje promedio de los trescientos establecimientos educativos de gestión pública y privada que fueron medidos con un índice creado por el gobierno porteño. Es una fórmula estadística que combina los resultados de las evaluaciones de aprendizaje de lengua y matemática con los de egreso y repetición de una misma escuela y de la ciudad en general.

Se llama Índice de Equidad y Calidad de la Educación Porteña (Iecep), único en su tipo hasta el momento. Aplicado a cada comuna porteña, según datos del desempeño de los alumnos durante 2010, el Iecep configura un mapa que confirma lo que hasta ahora era una percepción: la zona norte de la ciudad es en general la de mejor desempeño (con un promedio de 6,7) y la zona sur, la peor (con un promedio de 5).

Sin embargo, se registran también al interior de cada comuna marcadas disparidades que desmitifican que se trate de realidades homogéneas. Es decir, no es verdad que “en el Sur está todo mal y en el Norte todo bien”, como repiten muchos.

El promedio de la ciudad “no es bajo”, según la directora de Evaluación de la Calidad Educativa del gobierno porteño y creadora del Iecep, Silvia Montoya.

“Si bien la ciudad es el distrito mejor situado a nivel educativo del país, no esperábamos que el porcentaje fuera mayor del que se obtuvo, porque también nosotros tenemos en nuestra ciudad problemáticas complejas”, dijo la funcionaria.

El Ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, tampoco se sorprendió ante los resultados. “Tenemos un 60% de los pibes que termina el secundario y del 40% restante el 20% no lo termina y el otro 20% lo hace fuera de tiempo. Dentro del grupo de los que egresan la mitad tiene los conocimientos necesarios para ir a la universidad”, recordó el ministro. “Lo que sí es muy llamativo y grave es la disparidad entre Norte y Sur, que es casi de un 25%”, dijo Bullrich.

Montoya afirmó, en diálogo con LA NACION que los resultados de cada escuela no serán excusa para premiar o castigar a los establecimientos.

“Si bien entendemos que los números no lo son todo, estamos haciendo un intento consistente y coherente para devolver sistemáticamente la información a las escuelas para que directivos y docentes gestionen a partir de ella”, dijo Montoya.

La funcionaria también informó que los directivos recibieron en las últimas dos semanas un boletín impreso titulado “Tu escuela” con datos socioeconómicos de la comuna y los promedios generales de la ciudad con los que confrontar. “Este boletín nos permite sentarnos con directivos y docentes de las escuelas que están mal y ver juntos cómo y qué se puede hacer para mejorar”, argumentó Bullrich.

“Estos datos deben ser tomados como un punto de partida para instrumentar mejoras y no como una cuestión de premios o castigos”, agregó Montoya.

El Iecep es una fórmula que pondera, según una escala estadística, tres variables. El desempeño académico, según las pruebas del Operativo Nacional de Evaluación (ONE) en lengua y matemática; las tasas de promoción y de repetición, y la distancia entre los resultados del ONE de la escuela y el promedio de la ciudad en esa misma evaluación. Este último valor es el concebido como de “equidad”.

Así, resulta que las comunas 13 y 14 -que reúnen a los barrios de Belgrano, Núñez, Colegiales y Palermo- presentan los mejores promedios (6,7), en tanto que las comunas 8 -Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano- y la comuna 1 -Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución- son las más débiles (5 y 5,2).

“Si todo fuera un desastre, como a veces se afirma, deberíamos tener puntajes menores, de tres o cuatro en la zona sur y de 8 o 9 en la norte”, planteó Montoya. “Sabemos que tanto los saberes como la promoción y repetición tienen que ver con variables pedagógicas y con alguna problemática social”, agregó.

Al interior de cada comuna no se registran rendimientos homogéneos entre las escuelas de un mismo barrio. En todas las comunas hay algunas escuelas muy buenas y otras malas.

La comuna 8, en el Sur, es un ejemplo de esta situación. Allí hay establecimientos con un Iecep de 7,1 puntos y también otras con un índice de 1,4.

La comuna 13, por su parte, también tiene colegios con la nota más alta obtenida por alguna escuela porteña -ocho puntos- y otros con lo que también podría concebirse como un aplazo, 3,4.

Donde hay una mayor paridad de resultados es en el nivel máximo de rendimiento. Los resultados van de 7,1 a 7,9. Los niveles más bajos, en cambio, varían. Se distancian entre sí hasta en cinco puntos. Van desde 1,4 a 4,9 puntos.

CONCENTRACIÓN

Al comparar los resultados de las escuelas de gestión privada y pública, Montoya destacó que también hay disparidad. Dijo que, contrariamente a lo que a veces se afirma, encontraron escuelas privadas con un índice de equidad y calidad más bajo que el de una de gestión pública en un mismo barrio.

En un ranking de las mejores diez escuelas, según su tipo de gestión, se detectaron diferencias notables. Las diez escuelas privadas de nivel medio con mejores valores están concentradas en tres comunas (la 2 -Recoleta-, la 13 y la 14). Las diez públicas de mejor Iecep, en cambio, están en siete comunas distintas.

“Por las leyes vigentes no podemos dar los nombres de la escuelas ni hacer pública esta información, pero sí podemos darla a conocer a los directivos y éstos, a su vez, hacérselas ver a los padres que así lo requieran”, concluyó Montoya.

PRÓXIMAS “PRUEBAS” EN LA CIUDAD

Para aproximarse al desempeño de los niños de 4 y 5 años de escuelas privadas o públicas de la ciudad, se pedirá a sus docentes que respondan un cuestionario de 104 ítems. En noviembre se tomará una prueba piloto y, durante 2014, una definitiva. El cuestionario busca medir el bienestar físico y general del niño; las habilidades en el conocimiento y el lenguaje; las características de desarrollo social y emocional, y las características especiales, como competencias especiales o problemas de aprendizaje.

Los conocimientos informáticos de los alumnos del primer año del secundario serán evaluados en noviembre según la prueba International Computer and Information Literacy Study (Icils). Es la primera vez que la Argentina participa, junto a otros veinte países, de esta evaluación que mide la alfabetización informática y el manejo de tecnologías. Se procurará recolectar información y producir e intercambiar nuevos datos. Se aplica por medio de un dispositivo USB conectado a una PC.

DEFINICIONES FORMALES

Cómo ven la situación en el gobierno porteño

  • “Es muy llamativa y grave la disparidad entre las comunas del Norte y las del Sur, que es casi de un 25%”
    Esteban Bullrich
    Ministro de Educación
  • “Estos datos deben ser un punto de partida para instrumentar mejoras y no para aplicar premios o castigos”
    Silvia Montoya
    Directora de Evaluación

 

 

 

 

Exámenes PISA: el subsidio estatal a la educación privada mejora la equidad social

Los centros privados suelen atraer a las poblaciones estudiantiles más favorecidas, aunque la diferencia entre el perfil socioeconómico de los centros públicos y privados se reduce cuando la financiación pública de estos últimos es más elevada. 

Comienzo Pisa

La diferencia entre el perfil socioeconómico de los centros públicos y privados en los sistemas educativos que utilizan cheques universales tiende a duplicar la de los sistemas que emplean cheques específicos. 

La diferencia entre el perfil socioeconómico de los centros públicos y privados suele ser menor en los países que invierten más fondos públicos en los centros privados 

En resumen: los países que destinan más fondos públicos a los centros privados están en mejores condiciones de garantizar a los alumnos la asistencia a este tipo de centros, con independencia de su contexto socioeconómico. Si los fondos públicos se conceden a través de cheques escolares, el enfoque específico garantiza una mayor equidad que el universal 

Ver cuadros y artículo en http://www.oecd.org/pisa/pisainfocus/PISA%20in%20Focus-n%C2%B020%20ESP_final.pdf

A propósito de Dan Brown y su caída anunciada (neomalthusiano)

Dan Brown ha escrito un argumento que no es nada más que un elefante haciendo equilibrios sobre una bola de billar, y el resultado, la caída anunciada

Josep Miró

Se ha publicado la última novela de Dan Brown y, como es habitual en los lanzamientos de sus obras, se ha producido un alud de comentarios que despiertan el interés del lector para que acuda borreguilmente a comprarlo. Advirtamos, aunque en el caso de su Código Da Vinci la observación tuvo escaso éxito, que si se compra para leerlo se hará un pésimo negocio. Estamos una vez más ante un texto plano, literariamente inane, de lo peor que se escribe en el género del llamado ´best seller´. En este caso la anécdota que ha escogido para montar toda una trama que acumula desordenadamente elementos presuntamente ignotos reales o inventados es el problema de la población. El mundo tendrá nueve mil millones de habitantes a mediados de este siglo, que es una cifra que impresiona, y aparece un hombre, el doctor Zobrist, que a través del terrorismo biológico intenta darle una solución. Se trata de matar a gente para que no haya tantos. 
Es por consiguiente una novela que se inscribe en el viejo y reiterado género del estilo neomalthusiano: “aquí sobra gente”. Una vez más, el planteamiento de este género a caballo entre la realidad y la ficción es que ayuda a crear una mentalidad peligrosa para los congéneres humanos, que acaban viendo en la descendencia un virus mortal. Nuestro país es precisamente uno en los que la epidemia hace mayores estragos, porque ya se ve el embarazo como una enfermedad de transmisión sexual y el aborto como una terapia liberadora.

Lo que no se reflexiona ni se novela es que el problema real de la humanidad no es hoy y de cara al futuro el crecimiento demográfico sino el envejecimiento de la población y el uso absurdo que se hace de los recursos naturales. Es exacto que en el 2060 alcanzaremos los nueve mil millones de habitantes, aunque es posible que la previsión, como todas las que ha venido haciendo Naciones Unidas, sea un máximo que nunca se alcance. Pero, lo que debería añadirse a continuación es que prácticamente todo este crecimiento se concreta en países en vías de desarrollo, lo que hace pensar que si se cumple la misma ley demográfica que hasta ahora se ha venido observando a partir del momento en que alcancen un determinada renta se producirá el decrecimiento de la población. Esto es perfectamente visible en América Latina, en México, por ejemplo, en algunos casos se han llevado un susto porque la caída ha sido brutalmente rápida. También en Chile, que en cinco años ha pasado de estar muy por encima de la tasa de reemplazo a caer por debajo de ella. 

Por consiguiente, la dinámica socioeconómica hace prever que aquel cálculo estrictamente proyectivo de Naciones Unidas no se cumpla. Pero es que además este crecimiento se redistribuye de una manera terriblemente irregular. De hecho, la mitad de todo él se concentra solo en ocho países. Por una parte, en el subcontinente indostánico: India, Pakistán y Bangla Desh. Después, tres países africanos: Etiopía, República Democrática del Congo y Tanzania, que es en términos relativos el que más aumenta de una forma extraordinaria. China, pero lo hace porque su masa crítica actual es muy grande, aunque su crecimiento en términos relativos será muy pequeño (el problema de Pekín es a mitad de este siglo será el peso de la población en edad avanzada y no la natalidad). Y, atención al detalle, Estados Unidos. 

Esto hace prever que este siglo también será el siglo americano, porque combinará un alto desarrollo demográfico con potencial tecnológico y económico extraordinario. Si estos crecimientos los ajustáramos por el índice de consumo de recursos naturales, veríamos el tremendo desequilibrio que también en este plano se produce. Por consiguiente, hablar de exceso de población no significa nada si no se tienen en cuenta estas profundas diferencias. Lo que pueda consumir un tanzanio nada tiene que ver con lo que va a consumir el nacido en Estados Unidos. 

Por otra parte, Occidente no solo no ganará población sino que la perderá, algo que compensarán los flujos migratorios. Pero, en términos vegetativos, que son los que ahora apuntamos, surgirá una reducción. Y el corolario final es este: el grupo de población que más crecerá en el mundo de ahora hasta mitad de siglo es el de mayores de 60 años. Por eso, con cifras en la mano, las personas sensatas apuntan a que el planeta avanza hacia un país de viejos, muy consumidores o poco, que eso dependerá de otras muchas causas. Si pensamos en términos del conjunto de la humanidad, el gran desafío es este, aunque con la que está cayendo la gente no parece demasiado predispuesta a pensar en términos globales o en horizontes a cuarenta años vista.

En definitiva, Dan Brown ha escrito un argumento que no es nada más que un elefante haciendo equilibrios sobre una bola de billar, y el resultado, la caída anunciada, no es ni tan siquiera espectacular, es simplemente aburrida.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=30449

Rosario tiene 948.312 habitantes y no llegará al millón ni en 2020

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/Rosario-tiene-948.312-habitantes-y-no-llegara-al-millon-ni-en-2020-20130728-0017.html

Domingo, 28 de julio de 2013  01:00 | La Ciudad

Rosario tiene 948.312 habitantes y no llegará al millón ni en 2020

En la última década la ciudad tuvo un crecimiento poblacional bajo. Mientras, en el área metropolitana el alza de habitantes fue muy alta.

Muchos, pero no tanto. Rosario creció menos que la media provincial.

Por Guillermo Zysman / La Capital (gzysman@lacapital.com.ar)

Según los datos definitivos del último censo, Rosario tiene 948.312 habitantes y no llegará al millón siquiera en 2020 de acuerdo a proyecciones matemáticas. De esta forma se consolida Córdoba como segunda ciudad del país. La ciudad tuvo un crecimiento poblacional bajo en los últimos diez años, mientras que las localidades del área metropolitana tuvieron una fuerte alza. En la última década, la población rosarina subió 5 por ciento mientras que localidades del Gran Rosario aumentaron entre un 30 y hasta 70 por ciento, como ocurrió en Funes.

Los indicadores surgen del análisis desagregado por distrito que hizo la semana pasada el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) respecto a los guarismos finales del censo 2010, comparados con los registros del 2001.

La semana que pasó, el Ipec publicó los datos definitivos del censo 2010, desagregados por distritos. Hasta este mes, se conocían los números finales del total federal, por provincia y departamento, además de diferentes categorías sociodemográficas.

En el sitio web del Indec aún no se pueden visualizar los datos por distritos en cada una de las provincias, lo que dificulta la comparación con ciudades del Gran Buenos Aires y Córdoba.

Ahora se supo que la población total de la ciudad de acuerdo a ese relevamiento es de 948.312 habitantes, todavía lejos del millón que más de una vez se ha mencionado a la ligera al resumir las características demográficas de la ciudad. Y alejado de la ciudad de Córdoba, que asegura tener un millón 300 mil habitantes, lo que la convierte en el segundo distrito más poblado de la Argentina.

Además, en el año 2001, Rosario tenía unos 909.415 habitantes, es decir un crecimiento intercensal que no llega al 5 por ciento. El aumento poblacional de esta ciudad fue incluso inferior a la media provincial (6,5 por ciento), que pasó de una población de 3.000.701 habitantes en 2001 a unos 3.194.537 santafesinos que viven a lo largo y ancho de la bota. Más aún, la proyección indica que Rosario no llegará al millón de habitantes ni siquiera en 2020 (ver aparte).

La contracara. En el Gran Rosario, en tanto, los aumentos poblacionales fueron mucho más considerables. Funes, Roldán, Granadero Baigorria, Pérez, Puerto General San Martín, San Lorenzo y Pueblo Esther incrementaron sus habitantes en una franja que va del 30 hasta el 70 por ciento. El caso más emblemático de aumento exponencial en su población es Funes, que pasó de tener 14.732 habitantes en 2001 a 23.520 en 2010. Una suba de casi el 70 por ciento en sólo 9 años.

Fuera de Rosario, en el área metropolitana, la ciudad más poblada sigue siendo Villa Gobernador Gálvez, a la sazón la cuarta localidad con más habitantes de la provincia (detrás de Rosario, la ciudad de Santa Fe y Rafaela). El municipio que gobierna Pedro González pasó de tener en 2001 74.658 habitantes a 80.769 en 2010.

Las ciudades de San Lorenzo (46.239), Baigorria (37.333) y Pérez (27.439) le siguen a Gálvez en la nómina de localidades del Gran Rosario con más habitantes. En los tres casos el aumento porcentual fue del 10 al 15 por ciento.

El términos porcentuales, los departamentos de la provincia que más crecieron fueron San Lorenzo y Castellanos, ambos con subas de casi el 10 por ciento en su cantidad de habitantes.

“Rosario está viviendo un proceso similar al que atravesaron otras grandes ciudades del país, donde se ameseta su crecimiento poblacional como eje urbano y en simultáneo crece su área metropolitana”, destacó Jorge Moore, director del Ipec.

El paralelismo con el Gran Buenos Aires, donde la Capital Federal detuvo su crecimiento y por el contrario el conurbano tuvo una explosión migratoria (resulta ineludible.

“Es un fenómeno para analizar con más detenimiento pero probablemente se trate de personas que han dejado la gran ciudad en busca de mayor tranquilidad, pero manteniéndose cerca de los servicios y la oferta laboral de un gran centro urbano (como Rosario)”, agregó el funcionario provincial

La ciudad podría caer al cuarto puesto a nivel nacional

De acuerdo al análisis del último censo desagregado por distritos, Rosario no sólo no es la segunda ciudad del país, sino que hasta podría caer al cuarto lugar. Confirmada la población total de la ciudad en 948.312 habitantes, se ubica por debajo de Capital Federal y Córdoba, que en su sitio web difunde tener en base a datos del censo 2010 1.325.604 habitantes.

Pero el segundo lugar podría no ser de la capital mediterránea cuando se desagreguen los datos al interior del partido bonaerense de La Matanza, que cuenta con 1.775.816 habitantes.

Más aún, de acuerdo a las proyecciones matemáticas efectuadas por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec), Rosario no llegará al millón de habitantes incluso en el año 2020, de mantenerse esta tasa de variación intercensal, en torno al 5 por ciento.