Pasantías de educación secundaria en modalidad técnico profesional de Santa Fe

Título: Normativa vigente para las pasantías de educación secundaria en modalidad técnico profesional de Santa Fe

Autor: Alegre, Carlos

Publicado en: LLLitoral 2017 (abril), 11/04/2017, 2

Cita Online: AR/DOC/3660/2016

Para las pasantías de la educación secundaria en su modalidad técnico profesional se aplica el decreto PEN N° 1374/2011 reglamentario de la Ley Nacional de Educación (1) y de Ley de Educación Técnico Profesional (2) , la resolución CFE N° 47/2008 y el decreto N° 1446/2011 de la Provincia de Santa Fe sobre prácticas profesionalizantes. Por otro lado la reglamentación (3) asigna al Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) la tarea de establecer las condiciones que deberán cumplir las pasantías para su consideración como prácticas profesionales; algo que ya había asumido (4).

Conforme a la Ley de Educación Técnico Profesional (5) , el INET es el encargado del ordenamiento y organización del servicio educativo Técnico Profesional, tiene a su cargo la administración del Registro Federal de Instituciones, del Catálogo Nacional y la Homologación de Títulos y Certificaciones; garantizando un servicio permanente de información actualizada sobre certificaciones y títulos.

La resolución CFE N°47/2008 (6) aprueba los “Lineamientos y criterios para la organización institucional y curricular de la educación técnico profesional correspondiente a la educación secundaria y la educación superior”, a nosotros, por ahora nos interesa solamente lo de la educación secundaria. Estos lineamientos establecen los criterios generales sobre la formación integral de los estudiantes, las trayectorias formativas y la mejora continua de la calidad educativa. Una importancia especial se le da a las prácticas profesionalizantes y la formación vinculada con el mundo del trabajo y a la inserción institucional en el medio local y regional. Asimismo, presenta temas relacionados con la identidad y especificidad de las escuelas técnicas, su organización, los campos de la trayectoria formativa, los ciclos de la educación secundaria en la modalidad de técnica, la carga horaria de la trayectoria formativa y por último, ofrece los lineamientos relacionados con la educación superior en la modalidad de educación técnico profesional. Sin embargo, a la hora de concretar las pasantías, que están incluidas dentro de las prácticas profesionalizantes, habrá que acudir a lo que determine el INET.

En el caso de que una empresa, organización o escuela acuda al Ministerio de Educación de Santa Fe con el fin de llevar a cabo pasantías de la educación secundaria con modalidad técnico profesional, seguramente le señalarán el decreto N° 1446/2011; este decreto no hace relación al reglamentario de la ley nacional, sin embargo, se ajusta plenamente. Al citar expresamente a la resolución, es de suponer que el decreto provincial esté en estrecha armonía como así también lo establecido para esos casos por el INET. El decreto especifica la Resolución y de alguna manera le da forma para implementar efectivamente la política establecida por la nación.

Tanto la resolución en sus Lineamientos como el decreto provincial se refieren a las prácticas profesionalizantes; de las cuales, las pasantías son una modalidad, a las que atiende el decreto nacional. Se definen a aquéllas como estrategias y actividades formativas que, como parte de la propuesta curricular, tienen como propósito que los estudiantes consoliden, integren y/o amplíen las capacidades y saberes que se corresponden con el perfil profesional en el que se están formando. Son organizadas y coordinadas por la institución educativa, se desarrollan dentro o fuera de tal institución y están referenciadas en situaciones de trabajo. De manera análoga define la norma nacional a las pasantías.

Para tener una idea de a lo que nos estamos refiriendo con el término de práctica profesionalizante, acudimos a los ejemplos que el INET nos ofrece: pasantías, actividades de extensión, proyectos productivos, proyectos tecnológicos, emprendimientos, alternancia en organizaciones productivas (7), sistema dual, empresas simuladas, casi no existe no existe limitación de formato.

Los objetivos generales van enfocados a fortalecer la formación profesional del alumno. La norma provincial y la nacional coinciden en establecer también objetivos específicos para el estudiante, la empresa o entidad oferente y la escuela (8). Así, para el alumno es importante que se le dé la oportunidad de profundizar y adquirir capacidades específicas para la producción de bienes y servicios; propiciar la familiarización con las incumbencias profesionales; promover la integración con los trabajadores con el fin de desarrollar la capacidad de trabajo en equipo, la responsabilidad y el cumplimiento de normas y facilitar la transición al ámbito profesional. En esto coincide toda la normativa analizada, enfatizando además, que el educando se encontrará en situaciones de ambigüedad y de imprevisión, en contraposición con la estructura sistémica de la academia.

Los objetivos principales para las empresas u organizaciones oferentes tienen relación con la colaboración en el proceso educativo de su comunidad, contribuyendo así al desarrollo local y/o regional y a conocer las ofertas educativas a su alcance. Para las unidades educativas los objetivos se centran en fomentar la apertura al mundo laboral; articular la oferta educativa con actividades afines a los estudios que realizan los alumnos y, por último, conocer la oferta laboral para sus alumnos y adoptar nuevas estrategias para la articulación educación y trabajo.

Las prácticas se desarrollan durante el 5º y/o 6º año del cursado y para acceder a ellas es necesario haber cumplido los 16 años. La duración máxima es de seis 6 meses con una dedicación de hasta 20 horas semanales; se impone una duración mínima de 100 horas (9). La resolución establece que la duración de las prácticas profesionalizantes no podrá ser inferior al diez por ciento (10%) del total del mínima horas reloj de la formación específica que son 2000 horas, (10) o sea, 200 horas reloj. Sin embargo, se pueden combinar diferentes modalidades de prácticas. Por otro lado, el decreto nacional prohíbe la extensión superior a 6 meses, seguramente con el fin de evitar abusos o encubrimientos laborales. Parece razonable que así sea, ya que, si hay una práctica de seis meses con una carga horaria de 20 horas semanales, holgadamente se superan las 500 horas; más del doble del mínimo exigido.

Toda la normativa vigente hace énfasis en que no se establece una relación laboral; es tal la fuerza puesta en este tema que el decreto nacional dice que no se establece relación jurídica alguna (11), realmente lamentable su redacción, pero nos da una idea de hasta donde se quiere enfatizar el vínculo educativo y excluir el laboral.

La documentación a utilizar es el Convenio Marco entre el Ministerio de Educación y la empresa o entidad, donde se establecen derechos y obligaciones de las entidades, el régimen de asistencia y licencias, el plazo de vigencia convenio y las personas responsables y el Acta Acuerdo de cada entidad con cada escuela que incluye el modo de selección de los practicantes, el plan de tareas; duración, horarios y lugar de las prácticas; la asignación estímulo, los datos del tutor de la entidad, los del docente guía, los objetivos pedagógicos y tareas a realizar (12).

El organismo de implementación y contralor es la Dirección de Educación Técnica que podrá delegar en cada escuela (13).

Asignación estímulo: el decreto nacional sí la establece como obligatoria (14); aunque no está prevista por el decreto provincial, ni por el INET, ni en la resolución del CFE.

El seguro de riesgos laborales estará cargo de la entidad o empresa, que deberá ampliar su cobertura en la ART (15). Asimismo hay un seguro de responsabilidad civil a cargo del Ministerio que es el mismo que se utiliza para las actividades que se desarrollen fuera de la escuela.

El cupo de pasantes en relación al personal es el siguiente: las empresas de hasta 200 trabajadores, pueden contratar un pasante por cada 10 trabajadores; aquéllas con 201 o más trabajadores, el 7%; en la administración pública hasta el 7% de la planta de personal presupuestada; no hay límites para los discapacitados (16).

El régimen de Propiedad Intelectual se rige por lo previsto por la Ley de Contrato de Trabajo.

Hay que reconocer que la norma nacional, la Resolución del CFE y el documento del INET, si bien hablan del mismo tema que el decreto provincial, lo hacen desde marcos conceptuales diferentes. Quedaría un buen trabajo para los interesados en las divergencias epistemológicas, el estudio de los marcos teóricos que están en juego y que están detrás de cada documento; es notable la diferencia entre ellos y, seguramente alejados de lo que es el pensamiento popular y empresario. Realmente, hay que hacer esfuerzos especiales para traducir en lenguaje sencillo lo que se quiere expresar en esos documentos que están orientados principalmente a la práctica y no a la erudición académica.

Las pasantías de la educación secundaria en su modalidad técnico profesional ya tienen un marco regulatorio definido en la provincia; quedaría ver qué sucede con las otras modalidades de la educación secundaria, así como la educación formal y diferencial. En la provincia hoy concurren siete regímenes diferentes con niveles y modalidades propios en una misma jurisdicción. Esperemos, que poco a poco surja una normativa coherente que nos de seguridad y previsibilidad.

(1) Ley Nº 26.206.

(2) Ley N° 26.058.

(3) Decreto 1374/2011, Artículo 5.

(4) Ministerio de Educación de la Nación. Instituto Nacional de Educación Tecnológica, (INET) Documento de Prácticas Profesionalizantes / Versión 2.

(5) Ley N° 26.058, Artículos 32 a 37.

(6) Es un trabajo conjunto del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), la Comisión Federal de educación Técnico Profesional y el Consejo Nacional de Educación, Trabajo y Producción, según lo dice la misma resolución.

(7) Algo que nos parece esencial en la educación agrotécnica y que lamentamos su merma cada día.

(8) Decreto N° 1446/2011, Artículo 4º y Decreto PEN N° 1374/2011, Artículo 6º.

(9) Decreto N° 1446/2011, Artículo 2º y 5° y Decreto PEN N° 1374/2011, Artículos 12° y 13°.

(10) Cfr. Resolución CFE Nº 47/08, Anexo I, 56. En la formación técnica profesional debe haber además 1.700 horas formación científico-tecnológica y 2.000 horas de formación ética, ciudadana y humanística general, para llegar a un total de carga horaria mínima 6.480 horas reloj.

(11) Decreto N° 1446/2011, Artículo 20º y Decreto PEN N° 1374/2011, Anexo III, 11) y Anexo IV, 10).

(12) Decreto N° 1446/2011, Anexo II y Decreto PEN N° 1374/2011, Anexo III y Anexo IV.

(13) Decreto N° 1446/2011, Artículo 8.

(14) Decreto PEN N° 1374/2011, anexo, 12).

(15) _D. 1374/2011 Artículo 4º y D 1446, Artículo 12º.

(16) Decreto PEN N° 1374/2011.

 

 

Remembering When Mother Teresa Left Hillary Clinton in Stunned Silence on Abortion

President Obama, as has his predecessors, delivered a prepared speech. But, to be honest, I found the remarks of his fellow pro-abortionist, Secretary of State

Origen: Remembering When Mother Teresa Left Hillary Clinton in Stunned Silence on Abortion

La fertilidad, un grave problema económico

http://www.expansion.com/sociedad/2016/05/22/5742085ee2704e8d7d8b45ef.html

La fertilidad, un grave problema económico

DreamstimeExpansión

POR MIGUEL ORDOVÁS

La caída en las tasas de fertilidad a nivel global enfrenta a demógrafos y economistas a una grave paradoja de carácter social y, también, económico.

Los analistas se congratulan ante una tendencia que comienza a palparse e nivel global: las tasas de fertilidad se estabilizan en los países en vías de desarrollo. En términos socioeconómicos, esta cifra es un fiel indicador del sano desarrollo de una comunidad, que suele traducirse en la incursión de las mujeres en el sistema educativo y en el mercado de trabajo.

Sin embargo, mientras este cambio en las dinámicas demográficas alienta a algunos expertos a concluir, con optimismo, que el incremento de la riqueza a nivel global es imparable, a otros les inquieta.

Mientras el descenso de hijos por mujer suele ir aparejado de un aumento en las rentas y una caída de la mortalidad infantil –dos variables que condicionan el desarrollo–, este fenómeno genera muy malas perspectivas cuando lo observamos desde el prisma de los países desarrollados.

El caso de Japón es extremo. Mientras el 26% de su población ha alcanzado ya el umbral de los 65 años, no hay suficientes nacimientos que canalicen la caída exponencial en la fuerza laboral y garanticen su renovación. Es más: la población japonesa está cayendo. La conciliación es tarea imposible en un mercado de trabajo objetivamente asfixiante y que aún busca absorber al porcentaje de mujeres que no forman parte del censo laboralmente activo.

La supervivencia del sistema corre así un serio riesgo, puesto que las perspectivas largoplazistas en materia impositiva no contemplan el hecho de que no habrán suficientes individuos en edad de trabajar para sostener a una creciente población envejecida y mantener el rendimiento productivo.

Un problema global

El ejemplo nipón –profusamente analizado en un reciente estudio de laOCDE— es ilustrativo y paradigmático, pero nada lejano: Estados Unidos yEuropa se encuentran al borde de una crisis demográfica similar, y no parece que los gobiernos planteen soluciones legales al respecto.

España se encuentra pocos puestos más abajo de Japón en la lista global de países con un mayor porcentaje de población envejecida, con un 18% de su población que supera los 65 años. El nuestro es uno de los 27 países europeos que se encuentran entre los 30 más envejecidos del mundo.

De ellos, Alemania, Italia, Francia, Grecia, Portugal, Finlandia y Bulgaria se encuentran en serio riesgo de crecimiento vegetativo negativo (es decir, se encuentran cerca de tener una tasa de natalidad inferior a la tasa de mortalidad) con más de un quinto de su población envejecida.

¿Es posible la supervivencia de los sistemas garantistas europeos que sigan por esta vía? ¿Hay salida a la deriva demográfica que están sufriendo los países desarrollados?

Posibles soluciones

Los estudios consultados recomiendan la puesta en marcha de medidas legales enfocadas a la inserción saludable de las mujeres en el mercado laboral.

Frances Rosenbluth, de la Universidad de Yale, recoge en su manual The Political Economy of Japan’s Low Fertility las conclusiones de muchos de sus colegas, y todos ellos coinciden en apuntar a la conciliación laboral y familiar como la gran clave a priorizar en los próximos años.

Otros observadores, los más pragmáticos, han fijado la solución a este interrogante en los solicitantes de asilo. A la vista de los datos, la inserción de refugiados en las sociedades más envejecidas podría garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los sistemas sociales europeos.

De entre las diferencias sustanciales en los sustratos demográficos de Alemania y Siria, es el porcentaje de población envejecida la cifra que más contrasta. El uso empírico de estas cifras induce a algunos expertos a recomendar soluciones por esta vía de integración a nivel global.

 

INGRESO A LA UNIVERSIDAD EN ECUADOR, CUBA Y ARGENTINA

Universidad de La Habana

CENTRO DE ESTUDIOS DE EDUCACIÓN ARGENTINA UNIVERSIDAD DE BELGRANO

http://www.ub.edu.ar/centros_de_estudio/cea/cea_numero_44.pdf

Año 5 – Nº 44 Febrero de 2016

Las normas vigentes en Ecuador y en Cuba establecen exigentes exámenes de ingreso, con el declarado propósito de estimular la dedicación al estudio de los estudiantes secundarios que aspiran a una posterior graduación universitaria. El régimen de ingreso en Argentina es original, ya que no rige en casi ningún país del mundo: la recientemente sancionada Ley 27.204 excluye el examen de ingreso. La graduación universitaria argentina es muy baja y se ubica detrás de la de Cuba, Colombia, Brasil y Chile.

En este Boletín se presentan los regímenes de ingreso a la Universidad vigentes en tres países latinoamericanos: Ecuador, Cuba y Argentina. Las normas vigentes en Ecuador y en Cuba establecen exigentes exámenes de ingreso, con el propósito de estimular la dedicación al estudio de los estudiantes secundarios que aspiran a una posterior graduación universitaria. Estos dos regímenes de ingreso son bastante parecidos no solo a los vigentes en Brasil, Colombia y Chile, sino también a los aplicados por todos los países europeos y por países asiáticos como China, Japón y Corea. Por su parte, Argentina tiene hoy un régimen de ingreso a la universidad muy original que no rige en casi ningún país del mundo, aprobado por la ley 27.204 de noviembre del 2015, que no autoriza el examen de ingreso. Debe destacarse que la graduación universitaria argentina es muy baja, y se ubica detrás de la existente en Cuba, Colombia, Brasil y Chile.

Doctor Alieto Aldo Guadagni Director del CEA

Qué es lo que hay que cambiar

En este cambio de época es importante hacer un balance de las ideas que se han tratado de imponer y ver qué se puede rescatar de ese conjunto de valores

Orlando J. FerreresPARA LA NACION


Orlando J. Ferreres

MIÉRCOLES 02 DE DICIEMBRE DE 2015 • 00:02

Ahora que vine un cambio de época es importante hacer un balance de las ideas que se han tratado de imponer y ver qué se puede rescatar de ese conjunto de valores. El kirchnerismo desde mayo de 2003 hasta diciembre de 2015, es decir, en casi trece años en el poder nos ha dejado un conjunto de principios que cambian significativamente los tradicionales valores de los argentinos, que respondían a los milenarios valores de la cultura greco-romana y judeo-cristiana.

Siguiendo la descripción que hizo en su momento Antonio Margariti de estos principios del kirchnerismo, los podemos enumerar de esta manera:

1.No importa el ahorro sino el consumo: el Estado velará por nuestra vejez: el principio básico occidental era ahorrar, para poder invertir y, en el largo plazo, desarrollarse y crecer de manera genuina y así poder gozar de un mayor nivel de vida. Con Canadá, para tomar un ejemplo, hemos tenido el mismo nivel de vida durante 140 años, pero ahora ellos tienen un ingreso per cápita de u$s 41.000 y nosotros, tomando el dólar al precio legal libre (contado con liquidación) estamos en los u$s 9.000. El sistema de ahorro para la vejez también se ha distorsionado, ya que se sacan los recursos de los que producen y se les quita gran parte de su creación de valor.

2.Lo importante es la militancia, no la idoneidad del estudio y del conocimiento: se estima que los ni-ni, chicos y chicas de 15 a 25 años que ni estudian ni trabajan llega a los 900.000. No tendrán idoneidad en el estudio y tampoco en el conocimiento, en un mundo que en este siglo se basa en “la economía del conocimiento”. Para los que van a la escuela, en las pruebas PISA, figuramos entre los últimos. Es difícil construir un país del que podamos sentirnos orgullosos con esos resultados en materia educativa. El manejo de la ciencia y tecnología es más adecuado, tanto que va a continuar el mismo Ministro que hemos tenido hasta ahora.

3.Quien no piensa igual que nosotros es el enemigo: el valor tradicional era la diversidad de pensamiento, pudiendo todos contribuir al mejor entendimiento desde distintos enfoques. El cuadro donde aparece Platón señalando el cielo, las ideas, y Aristóteles la tierra, la realidad, dos enfoques distintos, era uno de los símbolos de Occidente. En estos casi13 años, mucha gente fue perseguida o multada, simplemente por decir la verdad, sobre todo cuando no coincidía con el relato que se quería imponer. Tenemos también el caso de Nisman, cuya muerte no se clarificó.

4.Ni dialogar ni debatir ideas, el proyecto es tener recursos y perpetuarse: nunca hubo una reunión de Gabinete Nacional en estos casi 13 años de gestión. Se impusieron las ideas sin discusión. Siempre cadenas nacionales, pero no conferencias de prensa, por el miedo a las repreguntas. Con dinero se pueden comprar las leyes que quiere el poder. El Congreso no fue un lugar para debatir, sino para legalizar lo que venía prefigurado.

5.La violencia social es un derecho del pueblo y no debe judicializarse: los piquetes, aun de muy pocas personas, interrumpían el normal desarrollo de las actividades de todos y hasta la policía ayudaba a cortar el tránsito para favorecer las protestas, salvo alguna excepción. No se consideraba necesario ordenar las protestas.

6.El delincuente es víctima de la sociedad que lo excluye: este principio proviene de la particular concepción del derecho que predominó en esta etapa. Llevado al extremo nadie era responsable de los crímenes y se atendía principalmente al victimario.

7.Los jueces no deben hacer justicia, tienen que obedecer leyes de las mayorías: por este principio podía haber una justicia militante, en la que la razón era el principio de las mayorías y no la de la justicia. Esto se notó mucho en el caso Nisman, pero también en muchos otros casos.

8.La libertad de prensa es un privilegio que impide al relato cambiar la realidad: se atacó a los medios opositores considerando que estaban orientados a perjudicar la imagen del gobierno y que impedían consolidar el relato que se quería imponer.

9.El gobernante elegido por el pueblo tiene derecho a quedarse con parte del excedente: los impuestos, algunos considerados distorsivos y solo aceptables para un momento de crisis, se acentuaron hasta llegar casi al 50 % del PIB, entre la Nación, las Provincias, los Municipios y el impuesto inflacionario. Se distribuyó en consumo sin pensar en la inversión, en las necesidades de energía, en la infraestructura.

10.La política debe dominar la economía, la cultura y la educación para construir espacios de poder: toda la vida nacional se impregnó de kirchnerismo, las calles y muchos edificios con nombres de sus líderes, la televisión pública se puso al servicio del gobierno, se quiso también cambiar la historia, se sacaron estatuas de presuntos enemigos del país o de la nueva cultura, se articuló una gran corriente de opinión favorable a esas ideas, sin una base de verdad, con lo cual no tuvo el éxito esperado. No se pudo salir del default de 2002 después de 13 años. Se mantuvo la pobreza después de recuperarse del pico de 2002, la inflación fue muy alta, las tarifas fueron políticas, muy por debajo del costo de producción, con lo cual debimos importar energía aun teniendo las segundas reservas más grandes del mundo en gas no tradicional.

Se podría ampliar esta lista pero el espacio de un artículo limita esa descripción. Es apropiado recordar que también hubo cosas buenas, como por ejemplo:

b. Asignación Universal por Hijo: la misma permitió el atender a los niños de padres sin empleo formal, aunque se requirió cumplir con condiciones, como la de concurrir a la escuela, para poder cobrarla.

c. Jubilaciones: se facilitó la obtención de jubilaciones para muchas personas que lo merecían aunque hubo abusos de gente que no necesitaba esta prestación y que incluso nunca había aportado para su jubilación.

El nuevo gobierno debe recuperar la República, desechando las malas prácticas políticas contrarias a las que han hecho grande a Occidente. Es una oportunidad para revertir la decadencia argentina que, a decir verdad, no se inició sino que se profundizó con este gobierno y ahora es necesario este gran cambio hacia adelante para revivir la grandeza de la Patria.

Cae la tasa de fecundidad de la Argentina: ya es similar a la de Europa

Jueves 29 de Octubre | 04:59

Un estudio revela que los nacimientos en el país están casi por debajo de lo necesario para que la población se mantenga estable.

Cae la tasa de fecundidad de la Argentina: ya es similar a la de Europa

Cae la tasa de fecundidad de la Argentina: ya es similar a la de Europa

En materia poblacional, la Argentina profundizó en estos años su tendencia a “europeizarse”: cada vez menos hijos y a edades más tardías. Esto generó que, junto a Chile, Uruguay, Brasil y Cuba, sea de los países de América Latina con menores tasas de fecundidad, y ya está casi debajo de la tasa de remplazo (2,1 hijos por mujer) necesaria “para que la pirámide de población se mantenga estable”. Así lo define el informe sobre natalidad elaborado por el Instituto de Ciencias Sociales de la Fundación UADE (Universidad Argentina de la Empresa), consignó Tiempo Argentino.

Bajo la pregunta “¿Hay menos niños en la Argentina?”, los investigadores de la UADE analizaron el número de hijos por mujer a nivel mundial en los últimos 60 años. Según publicaron, se redujo a escala planetaria de 5,02 a 2,55 en promedio “lo que da cuenta de una importante tendencia a la baja de la fecundidad femenina, que se ha venido agudizado en los últimos años, y se manifiesta en envejecimiento poblacional”. Si bien hay diferencias entre regiones, la Argentina no es ajena a esa dinámica.

Para que la pirámide de población se mantenga estable, el número de hijos por mujer debiera ser 2,1, la tasa de fecundidad que asegura el nivel de remplazo. El informe sostiene que las regiones más desarrolladas del mundo se encuentran por debajo del nivel de reemplazo (1,6). En tanto que las regiones en desarrollo, “si bien redujeron fuertemente su tasa de fecundidad de 6,15 a 2,75 entre 1950 y 2010, acorde a las tendencias mundiales”, aún se encuentran por encima del nivel de remplazo.

América del Norte (2,0) y Europa (1,45) se encuentran debajo del nivel de remplazo desde los ‘70. En el otro extremo, África (4,67) tiene la mayor tasa de fecundidad. En ese contexto, América Latina llega a 2,37 hijos por madre.

La Argentina tenía 2,18 en 2013, tal como afirma la UADE: “con tasas de fecundidad en baja, se acerca cada vez a tener una población envejecida, siendo que para 2015 ya está por debajo con 2,11 hijos por mujer en promedio, según datos del INDEC (en 2011 era de 2,45)”. Estos valores son casi similares a Francia. Se ubica por debajo de los 3,03 de Israel, los 5,86 de Angola; y por arriba del 1,92 de Gran Bretaña, el 1,79 de Bélgica; 1,61 de Canadá. En la región, Guatemala (3,78), Bolivia (3,22), Haití (3,15) y Honduras (3) encabezan la tasa de fecundidad. Brasil (1,8), Costa Rica (1,8) y Cuba (1,45) se ubican en el otro extremo.

“Según estimaciones de la CEPAL, para el 2050 la fecundidad en América Latina sería de 1,85, por debajo del nivel de remplazo”, agrega el texto, que atribuye la baja fecundidad femenina a una mayor difusión de métodos anticonceptivos y de planificación familiar, “el aumento de la educación y de la participación de la mujer el mercado de trabajo y la dificultad de conciliar familia y empleo”.

En nuestro país –indicaron- existen indicios de brechas entre la fecundidad deseada y efectiva, “donde las mujeres más educadas tienen menos hijos de los que preferirían, por restricciones del entorno (dificultad para conciliar familia y trabajo), en tanto las menos educadas tienen más hijos que los deseados por falta de planificación familiar adecuada”. Y pidieron que esta doble insatisfacción sea atentida para la elaboración de políticas públicas en torno a la planificación familiar “que países como Suecia, Alemania y España, ya están implementando”.

Analía Calero, investigadora del Instituto de Ciencias Sociales de Fundación UADE, aclaró que “muchas veces no es que la mujer no quiere tener hijos, a veces hay dificultades en el medio para conciliar la vida laboral y la familiar. De alguna manera resigna, no como una decisión alegre. Sobre todo es un problema en las clases medias. Tienen menos hijos de los que querrían tener, no es algo voluntario”.

En el país

Al momento de analizar por provincias los últimos 15 años, Misiones (2,91), Formosa (2,73), Salta (2,73) y Catamarca (2,71) presentan actualmente las mayores tasas de fecundidad. Las mismas cuatro encabezaban esa lista en 2001, pero con valores superiores a los 3,1. En el otro extremo, la Ciudad de Buenos Aires (1,57 según la UADE), junto con Córdoba (1,8), Santa Fe (1,9) y provincia de Buenos Aires (1,97), presentan tasas de fecundidad debajo del nivel de reemplazo (2,1). Esto conlleva a un crecimiento de la edad media de las mujeres madres. Según datos oficiales de la Ciudad, en menos de dos décadas aumentó más de un año en ese distrito, de 28,3 años en 1994 a casi 30 años en 2012. Lo que también genera menos posibilidades biológicas de tener hijos y más consultas por tratamientos de fertilización asistida (ver recuadro).

Mientras desciende la fecundidad femenina, se extiende la esperanza de vida. La ONU prevé que para 2050 la proporción de personas de 60 años alcanzará los 2000 millones, y los mayores de 80 años podrían sumar 400 millones.

Para Calero, hay una parte positiva en el mayor envejecimiento: “se alarga la expectativa de vida al mejorar las condiciones y el acceso a la salud. Se vive mejor. Al mismo tiempo, la baja en la tasa de fecundidad tiene impacto a largo plazo en lo que es seguridad social, quenecesita ser pensada en las políticas públicas futuras“. Y acota: “La OIT destacó mucho las políticas de protección a la maternidad en la Argentina. Quedan desafíos, como modificar las licencias de maternidad y paternidad, y también las guarderías en lugares de trabajo, para conciliar la vida laboral y la familiar”.

En la Ciudad, la menor

Según el informe de la UADE, la tasa de fecundidad en la Ciudad de Buenos Aires es la menor del país con 1,57 hijos por mujer (la Dirección de Estadísticas y Censos porteña habla en realidad de una tasa de 1,85), debajo del nivel de remplazo (2,1), explicado porque “en la Ciudad se concentran mujeres con mayor nivel educativo e insertas en el mercado laboral”. Dentro de la capital también se exhiben valores heterogéneos. Recoleta, al norte, muestra el menor número de hijos por mujer en promedio (uno), asociado también a la más tardía entrada a la maternidad (31,8 años). En el otro extremo, en la Comuna 8 (Villa Lugano, Villa Riachuelo y Villa Soldati, al sur) la entrada a la maternidad es a los 27,6 años, y el promedio de hijos de 2,9. Esto habla “de las dificultades que podrían existir en los sectores de bajos recursos para acceder a una planificación familiar adecuada”. Como dato alarmante, la fecundidad adolescente es alta: según la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad, casi 30 de cada mil chicas de hasta 19 años son madres. Mientras que en 1990 ese número era de 22,5.

En el mundo

Desde 1950, todas las regiones del mundo bajaron su tasa de fecundidad, pero en diferentes escalas. Europa pasó de 2,66 hijos promedio por madre, a 1,45; América Latina de 5,89 a 2,37; Oceanía fue de 3,87 a 2,30; América del Norte tenía 3,46 hace 60 años y hoy llega a los dos. Asia tenía 5,87 y actualmente bajó a 2,34; y África pasó de 6,75 en 1950 a 4,67 en 2010.

Algunos países con envejecimiento y baja fecundidad son Grecia (1,29), España (1,32), Alemania (1,38)., Italia y Japón (1,43).

A %d blogueros les gusta esto: