Centros educativos privados: ¿a quién benefician?

http://www.oecd.org/dataoecd/42/36/49184642.pdf

Resumen:  los centros privados, y los centros públicos con alumnados procedentes de trasfondos socioeconómicamente aventajados, benefician a los alumnos que asisten a ellos; pero no hay evidencias que sugieran que los centros privados ayudan a elevar el nivel de rendimiento del conjunto del sistema educativo.

• Los alumnos que asisten a centros privados suelen tener un mejor rendimiento en las evaluaciones PISA que los alumnos que asisten a centros públicos; pero los alumnos de los centros públicos que están inmersos en un contexto socioeconómico similar al de los alumnos de los centros privados suelen tener un rendimiento igual de bueno.
• Los países que tienen un mayor número de centros privados no muestran un rendimiento mejor en PISA.
• Los padres que buscan las mejores oportunidades educativas para sus hijos están dispuestos a pagar más para asegurar los mejores recursos que ofrecen los centros
privados – incluso aunque pueda haber recursos similares en centros públicos que acojan a grupos de alumnos aventajados.

En muchos casos, son los alumnos los que hacen el centro. Cuando se les da a elegir, los padres escogen el centro que piensan que es el de mejor rendimiento para sus hijos. El rendimiento del centro depende generalmente de la calidad de la instrucción proporcionada, del contexto de los distintos alumnos y de la composición del alumnado del centro. En la zona de la OCDE, y especialmente entre los países y economías asociadas, los centros, tanto si son públicos como si son privados, que sirven a alumnos aventajados suelen tener acceso a más recursos educativos y a sufrir una menor escasez de profesorado. Además, los alumnos aventajados suelen tener actitudes más positivas respecto a la educación, de manera que el clima disciplinario en las clases a las que asisten estos alumnos es generalmente más propicio para el aprendizaje.